donostia – David Silva, como solución para todo. El fichaje estrella de la Real para este curso ya ha superado el positivo que dio nada más llegar a Donostia y que le ha mantenido confinado en una habitación de hotel desde el 31 de agosto. En los últimos análisis PCR ya dio negativo y, como ha generado anticuerpos, los galenos le dieron el OK para que comenzara a trabajar junto al resto del grupo.

El canario pudo conocer por fin a sus nuevos compañeros, ya que no pudo tener contacto antes con ellos debido a que se enteró del positivo antes de incorporarse a la dinámica de grupo. Pese a que no ha podido completar ningún entrenamiento de la pretemporada, su estado físico es bastante bueno al haber terminado la pasada campaña muy tarde, justo cuando el Manchester City cayó eliminado ante el Olympique de Lyon en los cuartos de final de la Champions, partido disputado el pasado 15 de agosto, es decir que todavía no se había cumplido un mes desde que dejó de ejercitarse. Silva continuó con su plan de entrenamiento individual que desarrolló en el gimnasio para luego completar con normalidad la práctica de los que no jugaron y los suplentes en el partido de Valladolid.

Fiel a su personalidad, el de Arguineguín se mostró tímido en la presentación con sus nuevos compañeros, aunque no tardó en soltarse en cuanto entró en contacto con la pelota al dejar muchos detalles de calidad. A pesar de que no ha podido entrar en la dinámica del grupo, el club se está moviendo con celeridad para que se integre y se adapte a la vida donostiarra. Una de las primeras misiones está siendo encontrarle una casa cerca de Miraconcha, ya que prefiere vivir más en el centro que en las cercanías de los hospitales, como varios de los jugadores de la primera plantilla. Si se ejercita con normalidad a lo largo de toda la semana, se da por seguro que entre en la lista contra el Madrid y que incluso debute con la txuri-urdin.

Problemas de guridi En lo que respecta a los lesionados, Merquelanz continúa ejercitándose al margen y le dan un plazo de una o dos semanas para superar sus problemas de espalda, mientras que Monreal sigue sin reincorporarse a la disciplina de Imanol, aunque hay opciones de que se recupere y pueda jugar el domingo. Quien no llegará a tiempo es Guridi al recaer de sus problemas musculares tras volver a sufrir una microrrotura el pasado fin de semana.

Por admin

Deja una respuesta