donostia – La Real camina firme en este inicio de temporada. Ha sumado 16 puntos de 21 posibles en las siete primeras jornadas de Liga. Y su debut europeo deparó un meritorio empate en Eindhoven contra el PSV. En esto del fútbol, sin embargo, suele decirse que vales tanto como tu último resultado, circunstancia injusta que, en cualquier caso, puede aplicarse al encuentro que juegan hoy los txuri-urdin, al menos en cuanto a trascendencia. Todo marcha bien, pero una hipotética derrota ante el Mónaco hipotecaría las opciones de pase a la siguiente ronda de la Europa League, extremo en el que tampoco nos vamos a poner ahora. Al fin y al cabo, este equipo, pese a los contratiempos que le azotan, se está mostrando muy fiable, hasta el punto de que invita a soñar hoy con una victoria cuyos efectos, en positivo, serían igualmente relevantes. Si obtiene los tres puntos, el equipo de Imanol dará a la liguilla un golpe de efecto, antes de afrontar el doble entrenamiento con el Sturm Graz austríaco.

El técnico oriotarra recupera efectivos. Ayer incluyó en su convocatoria a Ander Barrenetxea, cuya lesión de espalda ha quedado atrás, y a un séptimo potrillo, Jon Karrikaburu, a quien el pubis habría dado una tregua. El resto de los citados son los 21 del pasado fin de semana para el duelo ante el Elche, reduciéndose la nómina de bajas de diez a nueve futbolistas. Se lo pierden por motivos médicos Jon Pacheco, Nacho Monreal, Diego Rico, Asier Illarramendi, Jon Guridi, David Silva, Alexander Sorloth, Carlos Fernández y Alexander Isak. El delantero sueco se ejercitó con el grupo ayer por la mañana, y por la tarde Imanol mostró su esperanza en poder contar con él el domingo en Getafe.

Las opciones en cuanto a alineación, pese a la amplitud de la nómina de bajas, son diversas para el técnico txuri-urdin. Ander Guevara podría reforzar el centro del campo para jugar en el interior derecho y tapar así los movimientos habituales del extremo izquierdo del Mónaco, Golovin o Diop. Y Zaldua cuenta igualmente con opciones de actuar en el sector, en detrimento de Gorosabel. Toda vez que aún parece pronto para que Barrenetxea juegue de inicio, la delantera integrada por Januzaj, Oyarzabal y Portu tiene muchas papeletas para comenzar el partido.

Enfrente estará un Mónaco que puede contar finalmente con su habilidoso y rápido extremo Diatta, recuperado de una conmoción cerebral. Cesc, mientras, causa baja, aunque no venía teniendo mucho protagonismo en el cuadro de Kovac. El técnico croata apunta a alinear un equipo muy similar al teórico titular.

Por admin

Deja una respuesta