La plantilla de la Real Sociedad se ha ejercitado este viernes en las instalaciones de Zubieta, a escasos dos días del derbi del domingo en Anoeta contra el Athletic (21.00 horas). Mikel Oyarzabal únicamente ha completado trabajo individualizado y no se ha reincorporado al grupo, lo que complica sobremanera su concurso ante los rojiblancos.

El atacante eibartarra sufrió una lesión muscular hace dos semanas, en vísperas del encuentro contra el Mallorca. Se ha perdido aquel duelo con los baleares, la visita europea a Graz y los partidos en el Wanda y en Balaídos. El balance txuri-urdin sin el 10 ha sido, en estos compromisos, de tres victorias, un empate y ninguna derrota, pero el equipo y la afición esperan con ganas el regreso de Oyarzabal, quien venía siendo una pieza clave en el engranaje blanquiazul.

El internacional realista no ha participado en un entrenamiento del que también se han ausentado Jon Guridi, Carlos Fernández y Nacho Monreal. Los tres son bajas seguras ante el Athletic, duelo para el que sí está disponible Ander Barrenetxea. Illarramendi, por su parte, ha trabajado con el grupo, aunque está por ver si Imanol le inlcuye en la convocatoria. Los futbolistas que jugaron el jueves contra el Celta se encuentran todos aptos para disputar el derbi, al no haber mediado contratiempos físicos.

Por admin

Deja una respuesta