donostia – En tres de las cinco últimas temporadas, la Real Sociedad ha competido en la Europa League. Y viajar por el continente se ha convertido ya en una especie de costumbre para los txuri-urdin. Siguen siendo plenamente conscientes de lo que cuesta obtener un billete. Pero, una vez logrado este, miran al frente y no se detienen. Les puede ir bien, mal o regular. Pero no se les escuchará ya aquello de «un torneo para disfrutar», ni nada por el estilo. Quieren jugar. Quieren ganar. Y, puestos a marcar un objetivo, apuntan a superar esa ronda maldita de dieciseisavos de final que viene atragantándose. A partir de ahí, ¿por qué no seguir avanzando? Este equipo va cogiendo ya cierto callo. Estar esta noche en Eindhoven no es un sueño en sí mismo. Simplemente forma parte de la hoja de ruta.

Seguro que, puesto a redactar esta de su puño y letra, Imanol habría preferido viajar a los Países Bajos en otra situación, con menos lesionados. Pero aquí mandan las circunstancias. La Real disputa ante el PSV su quinto partido oficial de la temporada, el quinto al que acude con idéntica cifra de bajas médicas: seis. En este caso, integran la nómina de ausencias Nacho Monreal, Diego Rico, Illarramendi, Guridi, Barrenetxea y Carlos Fernández. Es decir, exactamente los mismos que se perdieron la visita al Cádiz.

 

cuatro del sanse

De cara a la visita al PSV, el técnico ha preferido completar el cupo de 23 jugadores en la convocatoria, cuando a la Tacita de Plata desplazó solo 21. Repiten todos los del fin de semana, incluidos los potrillos Turrientes y Lobete. Y se suman otros dos futbolistas del Sanse, un Gaizka Ayesa que ejercerá de tercer portero y el lateral izquierdo Cristo Romero. Si la convocatoria europea es muy parecida a la última en Liga, lo mismo apunta a suceder con la alineación, en la que parece tener plaza asegurada Martín Zubimendi. Suplente en el Nuevo Mirandilla, el donostiarra relevaría a Guevara, posiblemente en la única variante de Imanol. Y es que el perfil de Januzaj, quien cuenta con opciones de sustituir a Portu en el equipo inicial, se antoja demasiado laxo para defender la banda de Max y Gakpo.

El lateral alemán y el extremo neerlandés son dos de los principales focos de peligro de un PSV cuyo técnico, Roger Schmidt, repetirá hoy la alineación que ganó el sábado en el campo del AZ (0-3). Los de Eindhoven, que lideran la liga neerlandesa con pleno de triunfos, no pueden contar por lesión con el pivote costamarfileño Sangaré, lo que hará que el central Boscagli adelante su posición y supondrá a su vez la continuidad de Obispo en la zaga. Recuperados de sus dolencias, estarán en el banquillo Propper, Thomas y Romero.

Por admin

Deja una respuesta