La Real se ha traído un punto de tierras gallegas en partido correspondiente a la decimocuarta jornada. Se alcanza pues así al primer tercio de Liga con una Real que pase lo que pase en los partidos que restan acabará en novena posición con veinte puntos y, presumiblemente, a cinco de los de ascenso. La Real mostró una vez más, su eficiencia defensiva y su escasa capacidad ofensiva. El punto, una vez más, se considerará bueno ganando al Alicante la próxima jornada.

 

El dominio y la posesión de balón fueron del Celta que sin agobios excesivos llevó la iniciativa del encuentro. La puerta de Bravo no estuvo nunca en peligro. Por el contrario la ocasión más clara del partido la tuvo en sus botas Estrada, que sustituyendo a Castillo que tuvo que retirarse lesionado, no acertó a picar la pelota por encima de Notario a su salida.

 

Lillo metió toda la artillería pesada con la nota positiva del regreso de Xabi Prieto y posteriormente dando entrada a Aguirretxe. El Celta tuvo más dominio territorial en los últimos minutos sin conseguir hilvanar ocasiones claras.

 

El resultado se puede considerar justo dados los meritos de ambos aunque vuelve a abrir la incógnita de que si así el equipo tiene posibilidades de pelear por el ascenso.

Por admiweb

Deja una respuesta