En este verano condicionado por el COVID-19 no se ha podido organizar el clásico RS Udalekuak ni el RS Nesken Campusa, pero el Campus RS ha hecho, como cada año, las delicias de todos los txikis que han acudido a Zubieta para disfrutar de un verano lo más normal posible. Por ello, durante las últimas semanas, centenares de niños y niñas han tomado parte en esta actividad donde todos ellos han cumplido las normas de prevención marcadas por las autoridades sanitarias.

Valores como el respeto, el trabajo en equipo, la autonomía o la responsabilidad han estado presentes en todo momento. Los monitores de la casa y los txikis han convivido de forma magnífica y han trabajado en su día a día otras actividades deportivas más allá del fútbol. Serán, sin duda, unos recuerdos que los acompañarán para siempre. ¡Hasta el año que viene!

Por admin

Deja una respuesta