Los goles de Carlos Vela son cada vez más decisivos y trascendentes para los intereses de la Real. El que hizo ante el Espanyol, que llegó ya en el tiempo de descuento, sirvió para ganar el partido y sumar tres puntos, pero es también la muestra de esa creciente importancia de los tantos del mexicano. Basta un dato para dejar claro este aspecto: hasta la presente temporada, la tercera en la que viste la camiseta txuri urdin, Vela no había conseguido el gol de la victoria en ningún partido de Liga que se solventara por uno solo de diferencia. Y en ésta, contando con la del pasado fin de semana, ya lo ha hecho en cuatro ocasiones. Sucedió por primera vez ante el Celta en Anoeta, el día que marcó cuatro goles él solo para remontar el partido. Después fue el autor del solitario tanto que bastó para sacar los tres puntos del partido ante el Málaga en La Rosaleda. Y también fue quien consiguió el único gol del partido en Anoeta ante el Valladolid. De esta forma, son doce los puntos que ha dado Vela marcado el gol definitivo.

Un tanto de Vela no es necesariamente sinónimo de victoria de la Real, pero en ese aspecto también hay una clara mejora con respecto a sus dos primeros años en Donostia. En su primera campaña, la 2011-2012, marcó en once encuentros y sólo cinco en cinco de ellos acabó sumando los tres puntos el equipo txuri urdin. En la siguiente temporada fueron trece los partidos en los que hubo al menos un gol del mexicano y nueve se saldaron con victoria. Y en la actual temporada sólo dos de los nueve partidos con un tanto suyo no terminaron con el triunfo realista, el empate a uno en Elche de la segunda jornada y la derrota por 4-3 en Almería de la vigésimonovena. Ese empate en tierras ilicitanas hace que los goles de Vela hayan sido directamente responsables de 13 de los 54 puntos que ha sumado la Real, habiendo participado con sus goles aunque no fueran los decisivos en un total de 22 puntos, el 40,7 por ciento.

Eso sí, el hecho de que cuatro de los trece goles que ha marcado Vela en la Liga llegaran en el mismo encuentro y el récord goleador de Griezmann en el primer equipo hacen que ese porcentaje sea, por el momento, el más bajo de las tres temporadas que lleva en la Real. Sus goles contribuyeron a 20 de los 47 puntos de la temporada 2011-2012, el 42,5 por ciento, y a 30 de los 66 que sirvieron para lograr la cuarta plaza la pasada campaña, el 45,5 por ciento. Cifras parecidas, en todo caso, que hablan de la importancia de Vela en el ataque de la Real. Hay otro aspecto en el que la trascendencia de sus tantos ha crecido en la presente temporada: en seis de los nueve partidos en los que ha marcado lo ha hecho abriendo el marcador para la Real, bien con el gol que abre la lata en victorias luego más amplias, bien con el que permite igualar el marcador. Eso supone el 66,6 por ciento. En las dos temporadas anteriores hizo el primer tanto txuri urdin en seis de once partidos en la 2011-2012 (54,5 por ciento) y en siete de trece en la 2012-2013 (53,8).

A todos estos datos sobre el valor de los goles de Vela para el equipo, hay que sumar tres apuntes ya conocidos. El mexicano es el único jugador realista que ha marcado esta temporada en las tres competiciones que ha disputado el equipo, junto con Griezmann si contamos la previa de la Champions League como parte de ese torneo. Vela lleva ya 13 en Liga, a uno solo de su récord en el torneo; hizo el único tanto del equipo en la fase de grupos de la Champions, ante el Bayer Leverkusen; y logró dos más en la Copa, el 4-0 al Algeciras y el 3-1 al Racing de Santander. Además, Vela fue el primer jugador txuri urdin en anotar en cuatro ocasiones en un mismo partido, el ya mencionado choque contra el Celta en Anoeta de la presente temporada, desde que en la temporada 1994-1995 lo hiciera el bosnio Meho Kodro en el 5-2 ante el Tenerife. Y también inscribió su nombre con letras de oro en la historia de la Real al convertir el gol número 3.000 en Primera División, el que abrió la cuenta en el 4-2 ante el Málaga, la pasada temporada y también en Anoeta.

Más información y artículos en Corazón Txuri Urdin.

Por Juan Rodríguez Millán

Periodista de corazón y de vocación, cinéfilo desde siempre, apasionado del deporte (y sobre todo de la la Real Sociedad), de la cultura, de la sociedad, de la vida.

Deja una respuesta