Armindo Tué Na Bangna, más conocido futbolísticamente como Bruma, es el jugador que tiene todas las papeletas para convertirse en el primer refuerzo del verano de la Real. Las conversaciones con el Galatasaray, su club, y con sus agentes dieron un paso de gigante el lunes tras el viaje de estos últimos a Donostia, donde almorzaron en un conocido restaurante en la subida a Igeldo. No se puede descartar incluso que el futbolista pueda viajar antes del sábado y estar presente en el comienzo de la pretemporada txuri-urdin.

Solo hay una circunstancia que pone en peligro la operación y es que su anterior club, el Sporting de Lisboa, firmó una opción de tanteo en el hipotético caso de que el club otomano decidiera cederlo. En principio no se espera que la ejecute, aunque sería la única condición de peso que estaría retrasando la confirmación oficial de su fichaje por la Real. El club realista sacará una opción de compra para junio de 2016.

Bruma, de 20 años, es un extremo nacido en Guinea Bissau, aunque tiene la nacionalidad portuguesa, que puede actuar en ambas bandas. Formado en la prestigiosa escuela de fútbol del Sporting de Lisboa, destaca por su habilidad en el regate y su velocidad en carrera. Con los verdibancos solo jugó trece partidos, ya que en el verano de 2013 explotó en el Mundial sub’20 celebrado en Turquía con cincos goles en cuatro partidos. Sus actuaciones enamoraron a los técnicos del Galatasaray, que no dudaron en invertir diez millones de euros para hacerse con sus servicios.

En Estambul no lo ha tenido fácil. Empezó bien, con un balance de un tanto y seis asistencias en la primera media campaña, hasta que el 15 de enero de 2014 sufrió una rotura de ligamentos de la rodilla que le dejó sin las pocas esperanzas que tenía de acudir al Mundial de Brasil. Se trata de un diamante en bruto, con fama de tener una personalidad algo problemática, y que todavía no ha logrado explotar sus condiciones.- M.R.

Por admiweb

Deja una respuesta