donostia – La primera jornada y el empate logrado por la Real en Zorrilla no han cambiado el plan previsto por la dirección deportiva. Aunque no lo reconoce en público, para mostrar su total confianza en su plantilla, Imanol ha dejado claro que necesita la incorporación de un central y de un delantero, sobre todo si finalmente se marcha Willian José. La posible salida del brasileño es la operación que condiciona todo. Como sucedió en el pasado mercado de invierno, el Tottenham es el club que parece más interesado en hacerse con su servicios. El propio Mourinho ha mantenido contactos con el punta para transmitirle su intención en contratarle, aunque mucho va a tener que mejorar su propuesta respecto a la que presentó a la Real en enero para que se cierre la operación. En principio, la directiva txuri-urdin no ve con malos ojos su traspaso si la oferta se acerca al caché que tiene un futbolista que ha marcado más de diez goles en sus tres campañas en Donostia. Al parecer, en Anoeta no están demasiado contentos con la actitud del futbolista, algo que no tiene nada que ver con el positivo que le mantiene en cuarentena. Todas las partes, entre las que se incluye el porcentaje del 30% que posee el grupo de inversión Maldonado, coinciden en que ha llegado el momento de partir y, aunque Imanol siempre le ha sacado la cara, lo cierto es que el club se mueve para buscar su sustituto.

Uno de los puntas que más gustaba era J.J. Macías, pero, según parece, prefieren que se quede madurando unos meses más en Chivas para afrontar su llegada, si mantiene la misma línea de progresión. Aunque en el fútbol nunca se puede aventurar nada, el verano que viene podría ser un momento propicio para ejecutar la operación en el caso de que Roberto Olabe, su principal valedor, mantuviese su interés.

El nombre que cobra fuerza en los últimos días es Carlos Fernández, pero su incorporación no es nada sencilla. Después de despuntar en su cesión en Granada, donde ha marcado catorce goles, su intención es ganarse la confianza de Lopetegui. Aunque no ve con malos ojos el interés txuri-urdin, su sueño es triunfar en el equipo de toda su vida, que, pese a su excepcional campaña, careció de un referente ofensivo insustituible. Su contratación además sería costosa, por encima de los 15 millones de euros. Carlos gusta mucho a la dirección deportiva.

En lo que respecta al central, la incorporación del que más gusta, Mario Hermoso, continúa siendo complicada. El futbolista está encantado en el Atlético y los rumores apuntan a que Giménez podría incorporarse al City, lo que en principio le otorgaría un mayor protagonismo. El jugador tiene vínculos con Donostia y le atrae mucho la Real, pero, como es lógico siendo madrileño, su prioridad es triunfar en el Atlético. La segunda opción, Cabrera, es más accesible y está como loco por venir.

La llegada de Hermoso sigue sin ser nada sencilla, ya que su prioridad a día de hoy sigue siendo triunfar en el Atlético

Por admin

Deja una respuesta