El Eibar acudirá a Gijón dispuesto a presentar la máxima batalla de la que es capaz, a pesar de que ya nada le va en juego, y prueba de ello es que su entrenador, Javier Mandiola, lejos de repartir minutos entre los menos habituales, tiene previsto alinear al mejor equipo posible.

Su ayudante, Fran Garagarza, aseguró ayer que pondrán en liza un equipo «totalmente competitivo» y dispuesto a «ponerle las cosas difíciles» al Sporting, porque su objetivo será ganar para terminar la temporada con buen sabor de boca y lo más arriba posible.

«Nuestra idea es llevar al equipo más competitivo e ir a ganar», señaló, convencido de que afrontan el choque «con garantías totales de sacar algo allí», aunque es consciente de que el Sporting «tiene un nivel muy alto, como ya demostró en Ipurua».

El segundo entrenador del Eibar entiende que el factor psicológico puede jugar a su favor, puesto que «ellos son los que se juegan la vida», tienen una ilusión tan grande por subir que les puede asaltar «la ansiedad» y, en ese caso, tratarán de «aprovechar las circunstancias».

Garagarza explicó que pelearán por acabar con 55 puntos y ,»si ello sirve para que además suba la Real, mejor», porque no oculta que «además de ser del Eibar» también es «guipuzcoano» y quiere «que ascienda».

A excepción del lesionado David Acaz, Txiki , jugarán los futbolistas que más minutos acumulan en la temporada y, aunque no es el caso de David Zurutuza, el mediocampista cedido por la Real también estará en el once eibarrés, ya que «estará muy motivado» y además ofrece importantes garantías a domicilio.

«Está claro que motivación no me va a faltar, porque lo voy a dar todo para ganar y tratar de ayudar también a la Real», confirmó, en ese sentido, el propio Zurutuza.

Por admiweb

Deja una respuesta