Queda claro que para estar en la élite del fútbol es necesario un duro entrenamiento detrás. Aguantar el tipo, y además marcar goles, requiere un entrenamiento previo de fuerza y resistencia tan o más importante que la propia técnica.

Este trabajo previo es fundamental no solo para mejorar la forma física de los futbolistas, también es una buena medida de prevención ante posibles lesiones y, en caso de que ocurran, una recuperación más efectiva.

Para ello los futbolistas usan los gimnasio.

Loui Fazakerley, entrenadora de rendimiento deportivo y Third Space PT, dice que «el fútbol es un deporte altamente calificado que implica correr mucho, por lo que las prioridades de las sesiones de entrenamiento deberían centrarse en los aspectos técnicos del juego, al mismo tiempo que mejoran tus niveles de cardio».

Por admiweb

Deja una respuesta