Todo esfuerzo tiene su recompensa. Esta frase motivacional tantas veces escuchada es el fiel reflejo de la Real Sociedad. Un equipo, fiel a su idea y raíces, que luchó por volver a una final 32 años después y que gracias a ese sacrificio se le abre otra competición, la Supercopa. Un campeonato, con el sello txuri urdin en su creación, que permitirá que toda la familia realista siga apoyando con orgullo a los suyos.

Por admin

Deja una respuesta